Pedro Bueno Villarejo

Pedro Bueno Villarejo

  • Pedro Bueno Villarejo
  • Retrato poetisa Dolores Catarineau
  • La Carta

(Villa del Río, 1910 - Madrid, 14 de enero de 1993). Pintor. Medalla de Oro a las Bellas Artes. Está considerado como uno de los mejores retratistas españoles del siglo XX.

De origen campesino, tras realizar sus estudios en el Colegio de su localidad natal, la Diputación Provincial de Córdoba le concedió una beca para continuar su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid y, desde 1929, en la de Bellas Artes de San Fernando. El estallido de la Guerra Civil le impidió disfrutar de la pensión de la Junta de Ampliación de Estudios para seguir formándose en Italia. Tras la contienda continuó estudiando en la capital y consiguió los principales premios que, por aquel entonces, otorgaba la Academia de San Fernando: El Paular y Molina Higueras.

Una vez finalizada la contienda civil, comienza a colaborar con periódicos y revistas de ámbito nacional. En su carrera pictórica destacan los bodegones y los retratos, siendo la maternidad el ejemplo más característico de su pintura. En su paleta de pintor sobresalen los tonos blanquiazules, grises y verdes. Se le considera un maestro en la creación de fondos neutros, que hacen destacar las figuras del primer plano.

Sus participaciones en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, desde 1941, se saldaron con medallas, en 1943, de bronce, por su obra Retrato de la poetisa Dolores Catarineu; en 1952 y en 1954, cuando consiguió la primera medalla con el retrato de La esposa del pintor Álvaro Delgado.

1943 fue también el año de su primera participación en el Salón de los Once y en las Exposiciones de la Academia Breve de la Crítica de Arte promovida por Eugenio d'Ors.

En 1944 realizó su primera exposición individual en la madrileña Galería Biosca. Un año más tarde participó en la exposición Joven Escuela Madrileña, un grupo de nuevos artistas en el que destacaron nombres como D. Cirilo Martínez Novillo, D. Enrique Valdivieso o D. Álvaro Delgado que, sin abandonar los temas tradicionales, intentaban renovar las formas académicas.

Poco después se trasladó a Londres para ampliar sus conocimientos, gracias a la beca del conde de Cartagena de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Pedro Bueno simbolizó el triunfo total de la modernidad en el retrato, género en el que el cordobés fue todo un maestro. A pesar de su actitud reacia hacia la vida social, estuvo presente en las más representativas muestras de la nueva pintura española, entre ellas Buchholz y Balboa 13; así como las bienales hispanoamericanas y diversas muestras individuales, tanto en España como en el extranjero: Buenos Aires y El Cairo.

En 1974 fue nombrado Académico correspondiente de la Real Academia de Ciencias, Bellas Artes y Letras de Córdoba. El Estado Español le otorgó en 1982 la medalla de Oro al Mérito del Trabajo, y en 1985 recibió el premio Máster de Popularidad.

Recibió la Fiambrera de Plata del año 1988, concedida por el Ateneo de Córdoba.

Se mantuvo activo hasta su muerte, pintando obras como La carta, uno de sus retratos más íntimos con el que ocupa un lugar destacado en la Colección MAXAM desde 1989.

Otras distinciones que recibió durante su trayectoria profesional fueron las siguientes:

- Miembro de la Real Academia de Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba

- Premio Barón de Forna de la Real Academia de Bellas Artes De San Fernando

- Medalla de Oro de la Ciudad de Córdoba

- Hijo Predilecto de Villa Del Río por acuerdo del Pleno de 27 de julio de 1950.

Al igual que con D. Julio Romero de Torres, su obra sigue unida a la tierra que le vio nacer. Años antes de su muerte, donó una gran parte de sus cuadros a la Caja Provincial de Ahorros de Córdoba, además de sus casas de Villa del Río y de la Judería cordobesa; un conjunto constituido en museo que hará que su legado perviva para el disfrute de las futuras generaciones.

Las principales colecciones de su obra pertenecen a la Diputación Provincial de Córdoba y a la Fundación Cajasur. Actualmente gran parte de su obra está expuesta en su sala homónima del Museo Histórico Municipal Casa de las Cadenas de nuestro municipio, gracias al convenio firmado en 2014 entre nuestro Ayuntamiento y la Fundación Cajasur para la cesión temporal de sus obras al consistorio villarrense.